Asclepios Wellness & Healing Retreat - Alajuela, Alajuela, Costa Rica

¿Quién es Asclepios?

El mito más popular es el tesaliano

Este narra que Asclepios era hijo del Dios Apolo y de la mortal Coronis. Esta genealogía ya muestra y caracteriza la naturaleza del semidios, pues Apolo es la divinidad de la Luz Solar, que encierra fuentes de salud y de vida ampliamente apreciadas por los hombres. El nombre de Coronis, su madre, es el de la corneja, pájaro de larga vida que simboliza también la salud.

Asclepios se convirtió en un Dios muy reconocido a través del mundo griego y romano, tal vez porque él comenzó como un mortal, y conoce el dolor del sufrimiento humano de manera que su padre Apolo no puede.

Como en todos los pueblos arcaicos de raíces iniciáticas, la Medicina en Grecia formaba parte de las Ciencias Sagradas. Era una ciencia que integraba la Filosofía, la Magia, la Religión y el Arte.

En todas las civilizaciones se advierte que los conocimientos eran más profundos en las épocas más arcaicas, y que la especialización de la ciencia por la vía experimental viene a demostrar una pérdida de fórmulas mágicas o de poderes extraordinarios.

Asclepios es el Dios Salvador (Soter, también uno de los nombres del mismo Zeus), que alejaba los peligros no sólo en el caso de las enfermedades, sino en todas las circunstancias adversas de la vida.

  • Asclepios_Timotheos_Louvre_Ma639

Asclepios también conocido como Ofiuco entre los griegos de la antigüedad aprendió el arte de la sanación tanto de Apolo como del Centauro Quirón. El nombre y la fama de Asclepios se extendieron por la comarca; curaba con tal perfección que no sólo devolvía la salud perdida a los enfermos, sino la vida a los muertos. Debido a ello y con el argumento de que violaba el orden natural de las cosas, Zeus lo asesinó por orden de Hades, el Dios de los Reinos Infernales. Aunque como homenaje lo colocó en el cielo rodeado por una serpiente, simbolizando la vida renovada.

En Epidauros, santuario famoso, así como en muchos otros santuarios de la antigüedad se efectuaban las sanaciones más maravillosas, pero el método divino por excelencia era el del sueño en el templo, la Encoimesis o Incubatio, donde los enfermos, a veces sentados o bien tendidos sobre pieles, esperaban durante la noche la aparición de Asclepios y la curación de sus dolencias. Los consejos y prescripciones de Asclepios, transmitidos durante la incubación, respondían a un plan de higiene de vida razonable y solían consistir en una dieta, ejercicios, variados recursos psíquicos, baños, masajes y aplicación de ungüentos.

En la actualidad en todo el archipiélago helénico se conservan 410 ruinas de estos antiguos centros de sanación, que se llamaron "ASCLEPIONES”.

Canatur Certificado de Excelencia 2017 Turismo Sostenible Amigos Pro Parques Naturales Cámara costarricence de Hoteles